Fabián Villani recupera un emblema del Hotel Edén

Villa Constitución

Con su tradicional técnica de soldadura, el artista villense creó una réplica del Águila Imperial Romana que coronaba la parte superior del histórico edificio de La Falda (Córdoba). Aclara que no es un símbolo nazi y que formó parte de la fachada entre 1898 y 1945, cuando fue retirada.

Fabián Villani no deja de sorprendernos. Este operario de Acindar nos viene deslumbrando desde hace años con sus maravillosas creaciones a fuerza de alambre y electrodos. En esta oportunidad, la escultura tiene un valor simbólico tan grande como su propio peso, de casi media tonelada.

Se trata de una réplica del Águila Imperial Romana que coronaba la parte superior del frontispicio del Hotel Edén, en La Falda, provincia de Córdoba, desde su inauguración en 1898 hasta que fue retirada en 1945. La imagen original, en bronce, contaba con una frase en latín ubicada por debajo de sus garras: Bajo la sombra de tus alas, protegenos.

“Esta pieza formaba parte del hotel antes de la dos guerras mundiales, no es un águila nazi, ya que en las garras tiene dos herraduras, una identificando dicho hotel y la otra mencionando al ferrocarril, mientras que el águila nazi tenía en sus garras la cruz esvástica”, aclara Villani, quien cuenta la historia de la escultura original: “En 1914 compraron el Hotel los hermanos Eicchorn, ya ligados al nazismo, y el hotel toma fama y auge. Al finalizar la segunda guerra mundial, con la caída de Alemania, el águila fue retirada o desaparecida y los hermanos Eicchorn vendieron el hotel y se llamaron a silencio”. Más adelante se levantó un águila de cemento, que formó parte de la fachada hasta 1973, momento en que el hotel entró en ruinas. “Los vándalos la tiraron del frontispicio y se rompió”, lamenta Villani.

“Actualmente tengo la suerte de realizar este águila de alambres y soldaduras que formará parte de la historia del emblemático hotel, lleno de historia y hoy convertido en museo”, celebra el artista villense, aunque aclara que “no ocupará el lugar del original, o sea en el frontispicio, por si alguna vez aparece o recuperan el águila original, sino que este quedará abajo, donde se encuentra la fuente a espaldas del hotel, para que el turismo pueda apreciar la escultura y fotografiarla”.

Con respecto a su producción, Villani contó que el águila tiene una altura de 2,10 metros con base, 5,20 metros de alas, 350 kg de alambres, 110 kg de electrodos de 2 mm, y un peso total de 460 kg.

Como dato complementario -que algunos amantes de las series de Netflix ya habrán notado-, en el capítulo 4 de “Secreto bien guardado”, aparece uno de los caballos creados por Fabián, ya que el Hotel Edén es uno de los escenarios donde se grabó esta tira protagonizada por Oriana Sabatini y Vico D’Alessandro, dirigida por Alberto Lecchi.

Y así, en pantalla, hallamos otra manera de asombrarnos con la genialidad y el talento de Villani, mientras nos damos el lujo de encontrarlo en una calle de Empalme Villa Constitución, barnizando un águila que pronto volará hacia las sierras cordobesas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *